4 agosto, 2017

Fuente:

Guía práctica para la crianza de terneros

 

 

Previo al parto

 

Hacer coincidir la mayoría de los nacimientos en los meses de menos calor, ya que este es un factor de stress para el animal que a la larga nos lleva a tener mala calidad de terneros en las crianzas realizadas en estas épocas.

Previa consulta con el veterinario del establecimiento realizar una vacunación preventiva de las madres (vaca seca  60 y 30 días antes del parto), ya que van a ser estas las encargadas de pasarle las defensas al ternero por medio del calostro, siendo este último de fundamental importancia en la vida del ternerito.

Los partos deben producirse en corrales limpios, en lo posible empastados, que no tengan barro y que estén cerca de la vivienda del personal, para que este pueda asistir los mismos.

 

Primeros días de vida

El ternerito debe calostrar antes de pasadas las primeras 8 a 12 horas de vida, ya que es este el momento en el cual el mismo tiene todo su organismo dispuesto para una mayor captación de las defensas que la madre le transmite por el calostro.

En el supuesto caso que la madre muera en el parto y/o haya algún impedimento para que el ternero calostre, proceder a ordeñar alguna otra vaca del tambo que esté calostrando (si es posible en el primer día) y suministrarle como mínimo un litro de este calostro con mamadera (antes de las 8 hs. de vida). 

Una vez que el ternerito haya calostrado, proceder a la desinfección de ombligo (4 veces al día)  con alguna sustancia desinfectante y/o astringente (secante) por el período de 3 días.

Es aconsejable que el ternerito esté con su madre (en el campo, y no atado en el corral de espera) aproximadamente 5 días, para luego ser llevado a la estaca; siempre tener cuidado de los lugares donde este queda, para que no sufra insolación en verano o excesivo frío en el invierno.

 

Ubicación  y manejo de instalaciones:

Es fundamental que la zona donde van a ser situados los animales esté localizada en un terreno alto, no inundable, provista de sombra natural (en lo posible) en verano, de lo contrario proveerla de sombra artificial; para los períodos de invierno es aconsejable proveer de reparos a los animales del lado de los vientos más predominantes de la zona, no siendo tan importante la sombra para este último período.

Las estacas deben tener una separación, que no permitan que los terneritos se toquen entre si, evitando de esta manera el contagio de enfermedades de un animal a otro.

Es conveniente también el uso de recipientes para proveer de alimento fibroso a los animales evitando así ensuciar la zona donde se encuentra el animal.

 

Preparación correcta del sustituto

Para preparar el sustituto debemos proceder a mezclar 9 partes de agua caliente, con 1 parte del mismo.

Ejemplo:

Para alimentar en la toma de la mañana a 5 terneritos, mezclar 1 kilogramo de sustituto con 9 litros de agua, lo que nos dará 10 litros de sustituto reconstituidos que dividido en 2 litros por animal, nos alcanza para los 5.

El agua utilizada para preparar el sustituto tiene que ser de buena calidad, (apta para consumo humano) y nunca sobrepasar los 45o C, ya que si el agua está muy caliente se perderían las propiedades nutritivas del producto.

Es aconsejable primero poner el sustituto y luego agregarle el agua, a los efectos de una mejor dilución del producto.

 

Período de crianza en estaca

 

Si el personal encargado del tambo y/o el que tiene a su cargo la atención de partos y calostrado no tiene una relación directa con el que se va a encargar de la crianza, es conveniente realizar una  prueba de calostrado o cantidad de Ig,  para diferenciar los que están bien de los que no lo están o están calostrado a medias, para que tengan estos dos últimos mencionados una mejor atención, ya que son los más susceptibles a enfermedades.

Una vez pasado los 5 días de vida, proceder a atarlo a la estaca, sometiéndolo a un período de ayuno de 20 hs aproximadamente, para luego de este lapso comenzar con la enseñanza de la alimentación en balde.

El ternerito recién ingresado a la crianza debe ser el último en la secuencia de alimentación, ya que necesita de 15 a 20 minutos de dedicación exclusiva para el aprendizaje, hecho este que provocaría un enfriamiento del sustituto que tenemos preparado para los demás terneros.

El sustituto debemos suministrárselo dos veces por día, en una cantidad de 2 litros por toma, con una separación entre toma de 8 a 12 hs, y a una temperatura entre los 37 o C  y 39C.

Desde el primer día de estaca el ternerito tiene que tener a su disposición, además del sustituto que nosotros le ofrecemos, alimento balanceado (18% proteínas) y fardo o rollo de excelente calidad, en rama, para favorecer el desarrollo ruminal temprano del animal.

Es conveniente suministrarle agua (de buena calidad) a los terneritos, siempre teniendo como precaución esperar 2 horas después de haberle dado el sustituto.

El alimento balanceado, que le suministramos a los terneritos y que no ha sido consumido de un día para el otro, debemos sacarlo y dárselo a una categoría superior (recría), ofreciéndole siempre alimento limpio y seco a esta categoría de animales que es la más delicada.

Ofrecerle siempre una cantidad medida de alimento, ya que esto será parte de la decisión para deslechar el ternero. En el caso que de un día para otro el animal haya comido todo el balanceado, el día siguiente suministrarle el doble debido a que este animal tiene mayores requerimientos.

 

Limpieza de utensilios y de la crianza

Los baldes donde le suministramos el sustituto, deberán ser lavados después de cada suministro con agua + detergente, en lo posible con algún elemento abrasivo (esponjas de acero, esponja común etc.) y enjuagados con agua + hipoclorito de Na (lavandina), luego del enjuague, dejarlos secar al sol, acomodándolos en forma de pirámide y no uno dentro del otro, para permitir una mejor aireación de los mismos.

Los baldes donde se le suministra alimento balanceado deberán lavarse de la misma forma pero no es necesario hacerlo todos los días, sino una vez por semana.

Demás está decir que también todos los otros elementos utilizados en la crianza deben lavarse con detergente y enjuagarse con agua y lavandina.

Con respecto a la crianza es conveniente retirar los restos de fardo y/o rollo remanente una vez por semana y proceder a quemar los desperdicios.

 

Tratamiento de diarreas

Es fundamental en el tratamiento de las mismas hacer lo que se llama dieta, esto consiste en suspender el suministro de sustituto al ternero afectado por el termino de uno o dos días, período en el cual le suministraremos como mínimo 4 litros de agua a 37o C, con el agregado de un sobre de sales rehidratantes por litro de agua, esto repartido a lo largo del día.

Si el ternero no tiene ánimo de tomarlo por sí solo, sería conveniente suministrárselo con mamadera o sonda buco – esofágica; ya que no es la desnutrición lo que termina con la vida del animal sino el desequilibrio en los minerales lo que nos lleva al trágico final.

 

Generales

No vacune a sus terneros hasta los 60 días de vida, ya que todas las defensas fueron introducidas dentro de su organismo gracias al calostro que le dio su madre o su madre sustituta, por lo tanto es siempre mejor vacunar a las vacas en el período de vaca seca, para que esto ocurra (salvo prescripción de un profesional).

Antes de iniciar una crianza artificial de terneros, siempre es aconsejable hacer un análisis del agua que utilizará para los animales.

Trate en lo posible de evitar la convivencia junto con los terneros de otros animales como aves, perros, etc.

Es también aconsejable la rotación de estacas en los períodos de lluvia, para que los animalitos no tengan acceso al barro y al agua que debajo de ellos se deposita.

Tenga presente que donde está el ternero, hay presencia de materia fecal del mismo, como también orina, los cuales pueden mezclarse con el agua de lluvia que se encuentra en el piso y que después estos beberían, provocándole serias consecuencias.

Además es conveniente tener datos (peso al ingreso, consumo de alimento por animal por día, ganancia de peso de los animales, etc.) de su crianza para conocer con que eficiencia Ud. está trabajando.